La imagen es mucho más que la buena presencia

La imagen es mucho más que la buena presencia

Como concepto, casi siempre o al menos en la mayoría de los casos, se confunde buena presencia con imagen y viceversa.

Buena presencia no es estar bien vestido e imagen no es actuar ni parecer lo que no somos. La imagen la causamos aunque no queramos frente a otros y la presencia no. La presencia ya la tenemos y podemos mejorarla o por el contrario perjudicarla. De todos modos, ambas conviven y hay que saber complementarlas; no sirve una buena presencia si se tiene una imagen mala de nosotros. Ejemplo: A menudo en un aviso se suele encontrar como requerimiento poseer buena presencia o en algunos casos, excelente. Con este requisito, la mayoría de las Empresas no es que este tratando de filtrar o discriminar a un candidato solo teniendo en cuenta nuestro aspecto. Solo es una manera sana de advertirte que este puesto es serio y formal; eso te da la pauta de que debes concurrir como imaginas que cualquiera te esperaría. Pensa que tu CV ya expresa parte de vos en la redacción, la foto que escogiste, si has escrito presentación o no, y todo eso va sumando para que se genere una impresión tuya. Recorda que vos sos dueño de la imagen que generes de ti mismo! Por eso, no confundas presencia con imagen. Quiza supongas que no tienes buena presencia y debas mejorarla pero no dudes en que puedes construir una buena imagen; una buena imagen comienza en tus actos. Tal vez tu cv no es de los mejores pero tu experiencia amerita que seas convocado; si bien no te conocen en presencia tu imagen no fue del todo atrayente. Aveces el apuro hace que te equivoques y eso te juega en contra. Les doy un ejemplo fácil de una Empresa seria, con mas de 50 años de trayectoria, un ámbito familiar y se desea emplear por primera vez a un gerente General; luego, reciben postulaciones como era de esperar con los requerimientos salvo que cuando vieron el tuyo lo descartaron. Por que? Si aplicabas en todo? La respuesta es: si el empleo es muy formal, tu también debes serlo hasta en el armado de tu cv. En estos casos una foto recortada de las vacaciones pasadas, una dirección de correo alusiva a una pasión o sobrenombre, un teléfono ajeno para mensajes o los extremos en cuanto al desarrollo de tareas por trabajo… pueden dejarte fuera de la pre-selección. Ahí tu imagen no fue de las mejores.