¿Qué hacer frente a los romances en la oficina?

¿Qué hacer frente a los romances en la oficina?

Si bien hay rubros que históricamente son mucho mas propensos que otros a que se formen parejas

El tema ahora es mas frecuente en ciertas actividades que de alguna manera contribuyen a que esto pueda suceder. El trabajo tiene una carga horaria cada vez mayor en nuestras vidas y esto hace aumentar las posibilidades de que el ámbito laboral sea un gran escenario para que se generen parejas. Las grandes concentraciones de personal, el trabajo en equipos y las coincidencias hacen la primer parte; el resto va en cada uno. La organización de reuniones y los after office también son fuente de entendimiento; la gente se distiende y muestra su lado real que no siempre es igual al que daba en la oficina. No es grave ni alarmante que eso nos pase, solo hay que saber manejarlo y que no influya laboralmente a la hora de una ruptura en la relación. Sabiendo separar las cosas y no distraernos en lo que estamos haciendo, alcanza. Hay Empleadores que optan por ignorar o no darse por enterados de las relaciones entre compañeros suponiendo que es mejor para el lugar o la cultura de la Empresa y otros prefieren “aceptar” el hecho como positivo hasta dándoles un tipo de orgullo del buen clima generado. Lo cierto de todo esto es que dicha formación de parejas es primero imprevisible además de inevitable y no deberíamos además cambiar la visión de alguien por estar en pareja. No hay nada que hacer frente a los romances en un trabajo, de hecho no cambiara nada si se hiciera algo. Por supuesto, no debemos dejar de lado que hay ciertos romances que, además de estar mal vistos, generan incomodidad general en el resto y no se me ocurre mejor ejemplo que “la nueva se ponga de novia con el Jefe”. Pareciera que cuando el rango es similar, no pasa nada; pero cuando hay diferencia jerarquica… si. De todos modos sigo opinando que cuando esto sucede, nada se puede hacer ni es aconsejable hacerlo tampoco.