Administracion del tiempo

Administracion del tiempo

Que hacemos con nuestro tiempo?

Nunca nos alcanza o por lo menos eso es lo que nos pasa a la mayoría. Lo decimos siempre generalmente cuando no llegamos a hacer tal o cual cosa; permanentemente padecemos las consecuencias de algún trabajo que nos quedo colgado o sin terminar. Lo verdadero en todo esto es que si supiéramos organizarnos, tendríamos tiempo suficiente y hasta quizá nos quede algo libre. En el trabajo por ejemplo, no es necesario una gran organización pero si hacer un orden de prioridades; este orden esta directamente relacionado con el saber diferenciar lo importante, lo urgente, lo imprescindible y los temas que normalmente aparecen como “problemas” inesperados. Hay cosas que pueden esperar y cosas que no; como también es cierto que hay pedidos de nuestros superiores que por lo general no pueden evadirse ni dilatarse mucho. No siempre puede organizarse y programar el trabajo pero hay que tener la voluntad de hacerlo ya que nos conocemos tan bien que seria imposible no saber como administrarlo. Muchos de nosotros tampoco sabemos cuanto podemos dar hasta que nos ponemos a prueba o alguien sabe como exigirnos. Administrar el tiempo es manejarlo, decidir cuanto le vamos a asignar a cada cosa y a calcular así el tiempo que nos lleva para “grabarlo en la memoria” para la próxima vez. Por ejemplo: quienes hacen liquidación de sueldos saben cuanto tiempo les insume dependiendo de la plantilla de empleados que tenga y de si son siempre los mismos o misma cantidad. Los que liquidan impuestos quizá tengan una realidad mas variable por que seguramente no se compra ni se vende todos los meses lo mismo, pero debe haber un promedio. Estos dos perfiles, de quienes muchos dependemos, deben ser super organizados con sus rutinas ya que administran personas y dinero; los dos mayores capitales de la Empresa. Es muy importante también, saber que hacer cuando sobra el tiempo… por que en realidad no sobra. Siempre hay días donde estamos un poco mas liberados o tranquilos en el trabajo dependiendo el rubro y la fecha, pero esa merma debe ser bien aprovechada para compensar y no tener desbalanceado nuestro dia. Luego de una jornada de exisgencia puede venir otra de tranquilidad, es ahí donde podremos tomarnos una licencia y comenzar a confeccionar nuestro tablero de instrumentos. Todos sabemos lo que es un tablero de instrumentos, para que sirve y como manejarlo o en realidad observarlo. Nuestro tablero debe estar cargado de información y tareas, de tiempos y fechas, de avisos y alertas, entre otras. Luego deberíamos programarlo “para decirle” que queremos saber; si logramos hacerlo estaríamos en posición de manejarnos con indicadores. En el imaginario, un indicador nos dice algo y ese algo es lo que debemos hacer. Un ejemplo efectivo muy utilizado es el de un piloto de avión, quien se maneja única y exclusivamente con instrumentos e indicadores. Que pasaría si no le diera importancia o no le funcionarían?
Para aprender a administrar el tiempo debemos organizarnos, crear nuestro propio tablero de instrumentos y atender a los indicadores.